por | Sep 20, 2000

Les 4 Vallées. Nendaz

 28 de Enero al 04 de Febrero 2023.

ESQUI:

Los 4 Valles es el mayor dominio esquiable de Suiza y uno de los más grandes de Europa. Dispone de más 100 remontes y 412 Kms.

Se encuentran en el cantón Suizo del Valais y su estación más conocida es Verbier . El aeropuerto más cercano es Ginebra a 160-180 kilómetros, casi todo de autovía.

ALOJAMIENTO:

Las residencias Pracondu I y II se encuentran situadas a pie de pista en el centro de Nendaz y a 80 metros del telecabina y de la pista que llega hasta el pueblo. Están construidas en el año 2008. Cuenta con apartamentos de diferentes capacidades entre 4 y 14 personas. Disponen de WIFI gratuito y de parking exterior igualmente gratuito (bajo petición)

Todos los apartamentos se encuentran totalmente equipados con TV, microondas y lavavajillas.

Los apartamentos están completamente amueblados y disponen de instalaciones modernas. El establecimiento está situado cerca de las pistas, en el centro de la localidad. Hay una tienda de esquí justo enfrente. Después de un entretenido día de esquí, los huéspedes podrán relajarse en la sauna, la sala de vapor o la piscina cubierta del establecimiento.

TRASLADOS:

AVION. Vuelo al aeropuerto de Ginebra.

La agencia tiene en este momento 24 plazas disponibles en el vuelo MAD-GVA de Iberia con los siguientes horarios:

IDA               Sábado 21 de Enero.   IB3480   09:50-11:50

VUELTA       Sábado 28 de Enero. IB3493 18:25 – 20:30

El precio por persona es de 179.20 € por persona.

Incluye el equipaje de mano, una maleta de 23 Kg y probablemente, aunque no seguro una bolsa de esquíes y una de botas. El precio actual de ese vuelo en iberia es de 447.00 €

TRASLADO A LA ESTACION DE ESQUI.

El traslado en autobús hasta la estación de esquí está incluido en el precio del apartamento.

SEGUROS:

  • Seguro de accidentes semanal: 29 €
  • Seguro de cancelación de viaje: 31.15 €

PRECIO:

Los precios incluyen

  • Alojamiento 7 noches
  • FF de esquí 6 días dominio 4 Valles (Nendaz – Verbier – La tzoumaz – Veyssonaz y Thyon)

 

Los precios no incluyen

  • Sábanas y toallas: 29 CHF por persona
  • Tasas de estancia
  • Fianza de apartamento
  • Seguros
  • Vuelos

 

Para cualquier duda me llamáis al 652569910 o me escribís un Wassup.

Tenéis que hacer un ingreso de reserva de 300 euros al número de cuenta

ES68 2100 2579 1513 0029 5900

Tenéis que enviar el justificante de transferencia con vuestro nombre y apellidos, indicando en el asunto Esquí Narval 2020. Titular. Club de buceo Narval.

 

por | Sep 20, 2000

Artículo publicado en BUCEO XXI

Si cualquier experiencia de buceo es atrayente hasta ahora ninguna de había realizado, con el equipo completo (pesado y ligero), en un centro penitenciario de máxima seguridad del estado. De la forma más casual y sencilla surgió la idea de «bautizar» a un grupo de personas en el cárcel. El centro penitenciario Madrid VI de Aranjuez estaba impartiendo un curso de salvamento y socorrismo. Charlando con el monitor de dicho curso un amigo común puso en contacto al Club de Escuela Narval para participar en una experiencia pionera en la que se impartiera un curso de buceo aprovechando las instalaciones de la propia penitenciaría. Los requisitos de acceso al interior del centro quedaron resueltos en una semana en la que se tuvo que enviar la documentación de todos los que iban a realizar la experiencia, pero conseguir los permisos correspondientes.

El día 7 de agosto a las 9:00 horas de la mañana, estaba esperando en la puerta Víctor, que era el instructor, y un funcionario responsable que estaba preocupado por la cantidad de material que tenía que controlar. Más tarde entendieron su preocupación cuando para recorrer aproximadamente 50 metros dentro de la penitenciaría tardaron más de una hora. Al final accedieron al recinto de la piscina. Hubo infinidad de identificaciones, y ya en el primer control el detector sonó varias veces y tardaron en descubrir que se trataba de unos billetes que llevaban en el bolsillo. Esto es porque en la penitenciaría está prohibido introducir dinero.

Al final se presentaron los 20 futuros buceadores uno a uno y posteriormente se ofreció la sala de actor para iniciar la charla teórica. Sin embargo pareció más oportuno y rápido impartir la clase teórica en el mismo recinto de la piscina dado que sólo disponían de tres horas para dar el cursillo.

A pesar de que los cursillistas esta vez tardarían tiempo en ver el mar no perdieron detalle de la descripción que se les hizo sobre el ambiente marino, los aspectos de su flora y su fauna y los orígenes del buceo. Se interesaron mucho por los riesgos que podría tener el buceo. A tal respecto se les puso al corriente de que el submarinismo es un deporte de riesgo, y que, por lo tanto, la primera regla que tenían que aprender es que el buceo es cosa de dos. La compenetración con el compañero puede resultar vital, por lo que el buceo es una actividad solidaria. En todo momento los ojos de estos hombres privados de libertad, transmitían emoción y cariño por todo lo que percibían. El curso continuó con la explicación de las variación que se experimentan al pasar de un medio aéreo a un medio acuático: luz, color, visión, sonido, flotabilidad, presión, etc. Y algunas leyes físicas, aunque de forma somera.

Sin embargo a ellos lo que más les importaba era el momento de probar el aire de las botellas, y sentir la ingravidez, y estar más tiempo que el de una apnea normal sumergidos bajo el agua. Uno de los requisitos era que los participantes pasaran un examen médico, aunque la edad media de todos rondaba los 30 años. Una vez dentro del agua se comportaron como si hubieran practicado el buceo toda su vida. Los comentarios que hicieron sobre la experiencia son más elocuentes que cualquier otro relato.

“Tíos que pasada sois cojonudos, gracias, seguro que esta experiencia no se ha hecho nunca.» «Nos habéis hecho pasar las 4 horas más interesante de mi puta vida». «He olvidado donde estaba, a las 13 horas vuelvo a mi triste realidad». «Mañana tengo bis a bis con mi chica cuando se lo cuente me va a faltar tiempo para amarla». «Flipao, flipao, que flipe, alucinante.» «Quiero ser buceador con vosotros, lo necesito para mi trabajo, espero que contéis con Portugal, para convertir en realidad mi sueño». «El buceo nos evadió». «Estas Navidades estoy con mi familia os llamaré y veremos el mar juntos». «Os ayudamos a llegar las botellas a vuestro club, JA, JA, JA…»

Al final obsequiaron a los monitores con un cuadro de agradecimiento firmado por todos los que ocupará un lugar importante en la sede del Club Narval, y por parte de los monitores recibieron camisetas, pins, pegatinas, y periódicos, manuales de buceo y un título de su primer bautismo acuático, todo ello facilitado por Casco Antiguo, FMDAS, ACUC, BUCEO XXI y el propio Club Narval.

Please follow and like us:
Pin Share
Follow by Email
Instagram