Crónica – Peñalara (abril 2019)

Impresionante ruta de la mano de Antonio (putoamo supremo). La Faraona de narval Pazi con su compañero sentimental

Impresionante ruta de la mano de Antonio (putoamo supremo).

La Faraona de narval Pazi con su compañero sentimental Luis , Mon y yo. Que mejor guía para poder disfrutar un ascenso desde Puerto de Cotos hasta Peñalara. Según íbamos ascendiendo se podía ver a la derecha la mujer tumbada los Siete Picos y la bola del mundo que antes se le llamaba el alto de Guarramillas muy interesante lo que me iba contando el p*** amo.

La calidad de una ruta de senderismo tan espectacular como esta merece la pena realizarla con él por todas sus historias y lo que aprendes durante el camino. Se veían extensos neveros pero mucha parte ya sin nieve. Seguimos ascendiendo atravesando neveros y disfrutando de las impresionantes vistas hasta que hicimos cumbre en Peñalara yo estaba súper emocionado porque fue mi primera ascensión a dicho pico. Disfrutamos de unos tragos de las botas de vino de Antonio y de Mon. Después de la rigurosa foto de la cumbre de Peñalara espectacular foto con caras de alegría.

A la vuelta pudimos disfrutar el majestuoso vuelo de un buitre deleitándonos con su envergadura y su figura planeando con las corrientes de aire frío viniendo de la cara norte entre medias de los picos de Dos Hermanas. No te das cuenta hasta cuando estás encima de la montaña de la sensación de libertad qué produce ver a estos animales volando.

Continuamos descendiendo. Nos va oscureciendo poco a poco coincidiendo con el cálculo del tiempo que tarda en meterse el sol en el horizonte según nos dijo Luis un truco para saberlo que no os lo voy a decir por no haber asistido a esta espectacular ruta, además que si lo cuento tendría que mataros y no es plan jejeje. Pero fue muy interesante también compartir sus experiencias. Una vez ya oscureció no hacía falta ni encender los frontales porque es muy gratificante sentir la montaña con la oscuridad ya que el ojo humano se adapta muy bien con la luz de la luna. Y llegamos a los coches en el parking de Cotos en 4h15m más o menos.

Lo dicho sensacional trekking con un grupo reducido de muy buena gente con muy buen rollo. Mereció la pena asistir. El espíritu de narval. Tanto subir por encima del nivel del mar 2428m como bajar por debajo del mismo. Sensaciones que hay que vivirlas.

Chema Talavera

Pin It