Crónica Calabardina (Junio del 2018)

CALABARDINA 2018. Chupinazo a la nueva temporada de buceo. Se juntan los nuevos, los veteranos, los que no

CALABARDINA 2018.

Chupinazo a la nueva temporada de buceo. Se juntan los nuevos, los veteranos, los que no fallan y los que fallan también. Este año a falta de un curso, se han juntado 3: Open, Avanzado y Rescate;  y además, los de salida. Récord de buzos, una locura.

CALABARDINA. Para los que no la hayáis disfrutado todavía, Calabardina no es solo una salida de buceo, no; es una tradición: es el nudo en el estómago en el camino, los nervios de volver al agua o de bajar por primera vez. Es la cervecita fría del pimiento, el helado de la Yeni y la primera caña del año en el bar de la playa. Es el maldito despertador siempre inoportuno, las prisas del desayuno y el choque de buzos en el centro de buceo.

Y como no puede faltar siempre están esos personajes célebres que lo hacen inigualable. Esta Diego, su “te mato” y una ristra de otras historietas que solo descifra Amarkos. Luis con su sonrisa y su vacile preparado por si llegas despistado.  César, Iván, Paz, Andy, los Antonios, ¡Jaime y Marta y un montón de gente más que no sólo te cuidan debajo del agua, sino que también dan buen rollo arriba!

Total, que ya llegas y esto es como una contrarreloj; busca los plomos, monta el equipo, ¡corre que nos vamos… a no, que no… la espera en el Partenón. ¡Pues a ponerse morenos!

Y al final… ¡al agua!

Cristina Muñoz Hernandez

Pin It