Además de los 200 socios numerarios aproximadamente que somos en la actualidad,  tenemos la figura del socio infantil a los que llamamos NARVALETES, desde que saben nadar les iniciamos y motivamos educándoles para el mundo del buceo.

El Club-Escuela Narval ha disfrutado el día 11 de junio con sus NARVALETES y amigos. Como siempre, un placer sentir la alegría que manifiestan los chavales al poder estar bajo el agua más tiempo que le permite su apnea personal (que no saben lo que es apnea… Jajajajaja) respirando con algo que le metemos en la boca y que encima no les da aire pero que si hacen lo que les decimos y se lo piden a ese algo se muestran muy bien y felices, les encanta. Con la esperanza de que el gusanillo del buceo empiece a hacer su currele… y cuando puedan hacerse buceadores como sus papás y mamas, lo consigan.

Muchas gracias

Salud